Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Story

Por Therese Fink Meyerhoff

Philip Nahlik, SJ

El escolástico jesuita Philip Nahlik, SJ, encontró una alegría especial este verano al ayudar a planificar la Cumbre Ignaciana de Eco-Educadores en la Granja Bellwether, a las afueras de Cleveland. Ideada por Brenna Davis, directora de ecología integral de la Red Ignaciana de Solidaridad, la cumbre fue una oportunidad para que los educadores jesuitas de 15 escuelas jesuitas y otras escuelas católicas establecieran contactos y compartieran ideas sobre su trabajo relacionado con la justicia ecológica y la sostenibilidad en sus escuelas.

Esto encajaba perfectamente con los intereses, la educación y las habilidades de Nahlik: Es doctor en Química y profesor de Química y Artes Visuales en el Instituto Rockhurst de Kansas City (Misuri). Ha colaborado en un libro de texto en línea sobre ecología y disfruta apoyando a otros educadores y creando redes.

A Nahlik le entusiasmó trabajar en la Cumbre de Ecoeducadores porque le daba la oportunidad de conocer a otros educadores ignacianos y ayudarles a establecer redes entre ellos. La cuarta Preferencia Apostólica Universal de la Compañía de Jesús pide a los jesuitas que «colaboren, con profundidad evangélica, en la protección y renovación de la creación de Dios». Este tipo de colaboración es fundamental en el proceso de pensamiento de Nahlik: «¿Cómo apoyamos a los educadores? ¿Qué podemos hacer mejor?», se pregunta.

Los educadores ignacianos se reúnen para compartir ideas sobre su trabajo relacionado con la justicia ecológica y la sostenibilidad en sus escuelas.

Nahlik es la personificación de la frase «educado por los jesuitas». Tras graduarse en el High School de la Universidad de San Luis, culminó un bachillerato en Química, y realizó especializaciones en Comunicación Visual, Liderazgo Pastoral, Estudios Católicos y Matemáticas, en la Universidad Loyola de Chicago. Cuando era estudiante, colaboraba en Healing Earth, un libro de texto en línea sobre ciencias medioambientales elaborado por especialistas comprometidos con la educación para proteger y reparar el planeta. El instituto que coordinaba Healing Earth se convirtió en la Escuela de Sostenibilidad Medioambiental de la Universidad Loyola de Chicago, por lo que Nahlik se quedó en Loyola para continuar su trabajo con Healing Earth como parte de su doctorado. El departamento aporta un enfoque espiritual a la ciencia de la ecología, un rumbo que resonó en este graduado en química que se considera sociólogo. Para su tesis, estudió los institutos jesuitas y su enfoque de la enseñanza de las ciencias medioambientales.

Parte del «Equipo Verde» de la comunidad jesuita de la Universidad de Loyola.

Había completado una maestría en Química y había comenzado a trabajar para obtener un doctorado cuando pudo discernir su vocación como jesuita e ingresa en la Compañía de Jesús en 2017. Dos años más tarde, como jesuita en estudios de filosofía – la segunda etapa de la formación jesuita- Nahlik estaba de vuelta en la Universidad de Loyola en Chicago, viviendo con jesuitas de todo el mundo. Muchos de ellos compartían su pasión por el medio ambiente.

«Había un gran ‘equipo verde’ en la comunidad jesuita de la Universidad de Loyola», dijo Nahlik. «Realizamos la primera auditoría de carbono de una comunidad jesuita y creamos un plan para lo que podíamos mejorar: desde nuestro consumo de alimentos, hasta la sustitución de ventanas con corrientes de aire, incluso la sustitución de los coches de la comunidad por vehículos eléctricos. Nuestra ecoauditoría inspiró a otras comunidades».

El entusiasmo y el compromiso de Nahlik con el medio ambiente fueron recompensados de la manera típica de los jesuitas: le dieron más trabajo. El provincial le asignó dos nuevas tareas, una como Promotor del Plan de Acción Laudato si’ y otra en la nueva Comisión Provincial para el Cuidado de Nuestra Casa Común. El trabajo de la comisión ha incluido invitar a cada comunidad a nombrar un representante de ecología y realizar una ecoauditoría propia. Aquí es donde entra en juego la formación científica de Nahlik, dice.

«Creé una estructura», indica. «Hablé con los superiores y les expuse los supuestos y los pasos necesarios para llevar a cabo la ecoauditoría de su comunidad. Se ha generado buena voluntad en toda la provincia. Se vuelve al Primer Principio y la Fundación de Ignacio: Nuestro objetivo no es necesariamente usar menos, sino usar nuestros recursos de forma más eficiente para servir a la misión de Dios».

De vuelta a su aula de Rockhurst, Nahlik espera que sus alumnos aprendan algo más que química.

«Espero enseñarles a aceptar la ambigüedad y a tomar decisiones responsables con datos incompletos», afirma. También quiere que sus alumnos reconozcan la intersección entre ciencia y fe.

«Ahora mismo existe una tendencia al eco-pesimismo, según la cual la gente piensa que el planeta está demasiado dañado y que no podemos lograr un cambio real. Los jóvenes lo sienten especialmente», afirma. «Ese es un lugar único en el que el cristianismo puede aportar su visión. Dios desea que mantengamos el planeta y administremos la Creación. Ese es el regalo que ofrecemos; el mundo científico no proporciona ese tipo de contexto. Como jesuitas, damos permiso a la gente para tener ese tipo de conversaciones sobre lo que es verdaderamente importante».

Philp Nahlik en su caballete pintando… ¿qué más? – una escena de la naturaleza.

En sus clases de artes visuales, Nahlik se centra en los dibujos de la naturaleza, porque, dice, son una forma fácil de que la gente empiece a entrar en contacto con la Creación.

«Empiecen por el mundo natural, porque todo el mundo puede sentir aprecio por él», afirma. «El asombro es una perspectiva fundamental. Para muchas personas es una forma fácil de conectar con Dios. Se puede construir a partir de ahí».

Si crees que puedes estar llamado a la vida como jesuita, te invitamos a visitar beajesuit.org.

Sorry! There is no Team Showcase saved under the ID '38587'. You need to cick the 'Save Showcase' button to actually save it before it can appear on the front end via your shortcode. Please read more about this here

Related Items of Interest

Espiritualidad, servicio y fraternidad: Todo en un día de trabajo para los jesuitas mayores
Primer domingo de Cuaresma – ¿Somos realmente libres?
Reflexiones sobre la colaboración de los laicos con los jesuitas