Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Story

Cuando un hombre se hace jesuita, no entra en una provincia, sino en la Compañía de Jesús. Los miembros de la Jesuitas Provincia USA Central y Meridional sirven no sólo dentro de los límites de esta provincia, sino dondequiera que se les necesite «para la defensa y propagación de la fe y para la prestación de cualquier servicio en la Iglesia que pueda ser para la gloria de Dios y el bien común». (Jesuitas Hoy, Congregación General 32).

La provincia cuenta actualmente con 15 hombres al servicio de la Compañía y de la Iglesia mundial en Roma. Varios de ellos han ofrecido una visión general de sus ministerios para darles a ustedes, nuestros compañeros de misión, una idea de su trabajo en sus propias palabras.

David Brown, SJ

Astrónomo investigador, Observatorio Vaticano
El astrofísico P. David Brown, SJ, observa los cielos utilizando equipos de última generación como astrónomo del Observatorio Vaticano.

Mi trabajo consiste en realizar investigaciones científicas en astrofísica/astronomía por cuenta del Observatorio Vaticano. Mi trabajo es principalmente de naturaleza teórica, pero ocasionalmente también observo objetos celestes utilizando el telescopio del Observatorio Vaticano Alice B. Lennon (y el complejo Bannan Facility) en el monte Graham, situado a unas horas al noreste de Tucson, Arizona. Los resultados de estas investigaciones se presentan en conferencias en las que puedo recibir valiosas aportaciones y colaborar con mis colegas científicos. En última instancia, estas investigaciones se publican en las revistas estándar revisadas por pares de la comunidad astrofísica.

Un día normal comienza sobre las 5:30 ó 6:00 de la mañana con la celebración de la misa, seguida del desayuno y el traslado hacia la oficina (en las oficinas del Observatorio Vaticano en el Observatorio Steward, en el campus de la Universidad de Arizona, cuando estoy en EE.UU. unos siete meses al año; o en las oficinas de la sede del Observatorio Vaticano en Roma).

La mañana la paso investigando, ya sea analizando datos o trabajando frente al ordenador haciendo simulaciones estelares. Después del trabajo, vuelvo a la residencia de los jesuitas para nuestra misa comunitaria a las 5:30 p.m. Después de la cena y algo de comunidad, normalmente vuelvo a mi habitación y me pongo al día con la correspondencia, leo, hago mi hora de meditación, rezo la oración de la noche y luego me acuesto alrededor de las 10:30 p.m. Cuando estoy en Roma, suelo ir a algunos de los campus universitarios católicos cercanos en el área local para escuchar confesiones, celebrar misa y unirme a los estudiantes para cenar. Normalmente ayudo en la celebración de misas en el área local, tanto en Tucson como en Roma, durante los fines de semana.

Mis colaboradores científicos son del Instituto de Astrofísica (AIP) de Potsdam (Alemania). El proyecto se denomina Instrumento Espectroscópico Polarimétrico Echelle de Potsdam (PEPSI, por sus siglas en inglés). Estamos observando estrellas alrededor de las cuales la NASA espera descubrir exoplanetas (utilizando su sonda TESS). La esperanza es averiguar la relación, sobre todo química, entre las estrellas anfitrionas y los planetas que las orbitan. Esto podría decirnos mucho sobre esos planetas, incluido si pueden ser habitables.

Mi experiencia más memorable del año pasado fue participar en una conferencia sobre el cristianismo en el mundo moderno en la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico, en Ponce. El año que viene espero con impaciencia la finalización del proyecto PEPSI.

Mark Lewis, SJ

Rector de la Pontificia Universidad Gregoriana
El Padre Mark Lewis, SJ, en su despacho de la Pontificia Universidad Gregoriana.

Trato con instituciones externas, como el Dicasterio para la Cultura y la Educación, la Curia jesuita, las demás universidades pontificias de Roma, funcionarios del Gobierno italiano y varios embajadores. Presido el Consejo de Decanos que me ayuda a dirigir las operaciones cotidianas, el Consejo de Finanzas que ayuda a configurar el presupuesto y examina los gastos, la Comisión para la Calidad Académica y la Investigación y el Claustro de Profesores. Me ayudan dos vicerrectores: uno académico y otro que coordina todos los aspectos no académicos de la facultad. Mi trabajo incluye también un componente de recaudación de fondos.

Los días normales incluyen citas con diversos funcionarios, como embajadores, decanos, representantes de empresas o de la filantropía. Saludo institucionalmente a diversos simposios o reuniones. También me reúno mensualmente con la Comisión de Calidad y el subcomité para la aplicación de nuestro plan estratégico que articulamos el año pasado tras la visita de la Agencia Vaticana para la Calidad de las Instituciones Académicas Pontificias (AVEPRO, por sus siglas en italiano).

La finalización de la visita de la AVEPRO y la formulación del plan estratégico son quizá las cosas más impactantes que he logrado en el primer año de mi mandato como rector.

El Padre Mark Lewis, SJ, da la bienvenida a Su Excelencia Viktorija Čmilytė-Nielsen, Presidenta del Seimas, el parlamento lituano, a la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma. (Foto cortesía del Parlamento de la República de Lituania).

Espero con impaciencia el reto de incorporar los Institutos Bíblico y Oriental al Gregoriano. Será un avance importante y significativo. También creo que la aplicación del plan estratégico contribuirá a fortalecer la universidad de cara al futuro.

Br. Robert Macke, SJ

Conservador de meteoritos, Observatorio Vaticano
El Hermano Bob Macke, SJ, muestra su maqueta de la Iglesia de San Ignacio de Roma, en proceso de elaboración para una exposición con motivo del Año Jubilar 2025.

Mi trabajo tiene principalmente dos vertientes: conservo la colección de meteoritos del Vaticano e investigo las propiedades físicas de los meteoritos y los materiales extraterrestres. La primera consiste en tramitar las solicitudes de préstamo de meteoritos de otros investigadores, enviar meteoritos, llevar un registro de los préstamos pendientes, procesar los especímenes devueltos a la colección y buscar donaciones de meteoritos para aumentar la colección.

La parte de investigación del trabajo no es fácil de definir, ya que a menudo cambia a medida que se desarrolla mi investigación, pero mido las propiedades físicas de los meteoritos, sobre todo la densidad y la porosidad. A menudo la gente me envía especímenes de modo específico para esta medición. Recientemente, he participado en la misión espacial OSIRIS-REx y en el análisis de las muestras enviadas a la Tierra desde el asteroide Bennu. He aplicado mis conocimientos a la medición de la densidad y la porosidad de esas rocas espaciales. También participo en la misión espacial Lucy, que a principios de noviembre pasó junto al asteroide Dinkinesh en su camino para estudiar los asteroides troyanos cercanos a la órbita de Júpiter.

Trabajo muy estrechamente con el H. Guy Consolmagno, SJ, director del Observatorio Vaticano y antiguo conservador de meteoritos. Colaboramos con el padre Cy Opeil, SJ, y con mi antiguo director de tesis, Dan Britt, para estudiar las propiedades térmicas de los meteoritos.

La mayor parte del año pasado me dediqué a preparar el estudio de las muestras del asteroide Bennu que trajo a la Tierra la nave espacial OSIRIS-REx. Diseñé y construí un picnómetro de gas ideal para medir la densidad y la porosidad de las muestras. El dispositivo está montado actualmente en una caja de guantes en la sala blanca de OSIRIS-REx en el Centro Espacial Johnson de la NASA.

En mi tiempo libre me gusta hacer cosas. He creado un canal de YouTube (Macke MakerSpace) para compartir mis creaciones. Después de un día de ciencia, suelo pasar las tardes trabajando en proyectos que se mostrarán en ese canal.

Espero dos grandes cosas para el año que viene. Una es obtener muchos datos del estudio de los especímenes de Bennu en la NASA. La otra es un proyecto personal en el que estoy trabajando: el director de la iglesia de San Ignacio de Roma me ha pedido que construya una maqueta de la iglesia (con el observatorio del P. Angelo Secchi en el tejado) para exponerla en la propia iglesia con motivo del Año Jubilar 2025. Estoy impaciente por terminar el proyecto y ver mi obra expuesta en un lugar tan bello y conocido.

El Hermano Bob Macke, SJ, en el laboratorio.

Jesús Rodríguez, SJ

Secretario Regional para Canadá y Estados Unidos de la Curia Jesuita
El Padre Jesús Rodríguez, SJ, en el Vaticano.

El secretario regional apoya al asistente regional de Canadá y Estados Unidos y trabaja bajo la dirección del Secretario de la Compañía de Jesús. Recibo toda la correspondencia dirigida al Padre General (Arturo Sosa) que llega de Canadá y Estados Unidos. Colaboro con el asistente regional en el tratamiento de las cartas y me aseguro de que se registren y, en su caso, se archiven.

Mi rutina habitual al llegar a la oficina por la mañana es revisar los correos electrónicos y empezar el proceso de respuesta a la correspondencia recibida. Recibimos todo tipo de cartas, principalmente de los provinciales de las cinco provincias de Canadá y Estados Unidos, y diversas peticiones que llegan de las oficinas provinciales. Mi trabajo me pone en estrecho contacto con los socii (asistentes) de las provincias y con varios funcionarios provinciales.

La relación con los socii provinciales es un aspecto especialmente importante de mi trabajo: ¡estar disponible para ayudar a las provincias! A veces se trata de organizar reuniones aquí en Roma o de ser una persona de contacto para los visitantes de Roma.

A veces puedo ayudar a organizar a los hombres de Canadá y Estados Unidos para reuniones o celebraciones.

Soy confesor en la Basílica de San Pedro. Celebro misa para varios grupos religiosos femeninos aquí en Roma. También confieso en la iglesia del Espíritu Santo, situada frente a la Curia, que es un santuario de la Divina Misericordia.

Una de las partes más impactantes de mi trabajo aquí en Roma es estar al servicio del Padre General. Nunca imaginé que trabajaría en Roma al servicio de la Compañía de Jesús internacional, conociendo a jesuitas de todo el mundo y viendo de primera mano los aspectos organizativos de la Compañía. Esto nunca deja de sorprenderme y es, de hecho, la mayor gracia de mi trabajo.

Luis Orlando Torres, SJ

Director Espiritual del Colegio S. Roberto Bellarmino

El Colegio S. Roberto Bellarmino es una casa internacional de formación para jesuitas que cursan licenciaturas y doctorados en Roma.

También presto mis servicios en la Pontificia Academia Eclesiástica, una institución vaticana para la formación de sacerdotes diocesanos para el servicio diplomático de la Santa Sede. También estoy disponible para acompañar a los jesuitas que viven en otras comunidades de Roma. En el Bellarmino, ayudo al rector a organizar el retiro anual para los nuevos estudiantes y los retiros semestrales (Adviento y Cuaresma) para toda la comunidad. En la Academia doy charlas quincenales sobre diversos aspectos de la espiritualidad.

El Padre Luis Orlando Torres, SJ, saluda a familiares y amigos en el 50 aniversario del Colegio del Gesù.

En un día normal, me levanto temprano y, tras un rato de oración contemplativa, celebro la misa con un grupo de unos 15 jesuitas de la comunidad de Bellarmino. Los lunes celebro la misa del mediodía en la iglesia del Gesù. Tengo una política de puertas abiertas, así que cualquiera puede venir a hablar en cualquier momento, o concertar una cita. Suelo dirigir dos retiros de ocho días al año. También dedico tiempo a preparar mis charlas para la Academia.

El año pasado, hice una serie sobre el discernimiento, ya que el Santo Padre ha recomendado que enseñemos elementos de discernimiento a los seminaristas y sacerdotes diocesanos. Este semestre, he estado dando instrucciones sobre la conversación espiritual, ya que es el método utilizado en el Sínodo.

Elijo los temas de mis conferencias tras consultar con el presidente de la Academia. Suelo tener un proyecto de estudio al que dedico mi tiempo libre. Hacer footing durante unos 45 minutos forma parte de mi rutina diaria.

Lo más importante que hice el año pasado fue escuchar las historias de las personas y acompañarlas en su crecimiento en el Espíritu. Para mí, personalmente, la celebración de mi 50 aniversario de ordenación con los jesuitas de Puerto Rico y con mi familia fue una bendición significativa. Mi hermano quiso darme una fiesta con toda la familia, a pesar de que estaba muy delicado luchando contra el cáncer. Fue maravilloso verlo en la celebración, yendo de mesa en mesa, saludando a los miembros de nuestra familia. Mientras le miraba, me dije: esta no es mi celebración, sino su fiesta de despedida con la familia. Murió exactamente una semana después. Fue una experiencia conmovedora para mí y para todos los presentes.

El año que viene cumpliré 80 años. Afortunadamente, gozo de buena salud y estoy dispuesto a servir a los demás. Me encanta la forma sencilla en que Ignacio habla de nuestra misión como ayudar al prójimo («ayudar a las ánimas»). En realidad, no salvamos almas, sólo Dios puede hacerlo, pero sí ayudamos a otros a crecer en centrar sus vidas en aquello que es esencial para la comunión con Dios y el cuidado del prójimo.

Mario Alberto Torres, SJ

Director Espiritual y Coordinador de Prácticas Apostólicas en el Collegio Internazionale del Gesù
El Padre Mario Alberto Torres, SJ, preside una Misa durante un retiro para estudiantes de teología de primer año en Roma.

Como director espiritual, me considero un compañero de camino para los escolásticos del Colegio. Este año acompaño a 22 escolásticos; también hay momentos informales de conversación y orientación con otros. Como coordinador de la vida apostólica, establezco relaciones con directores de una gran diversidad de obras aquí en la ciudad. Trabajo en estrecha colaboración con el otro director espiritual de la comunidad y con el rector. Un día típico implica trabajo de oficina por las mañanas y tiempo para la dirección espiritual por las tardes y noches. El tiempo de oración personal y la misa son a primera hora de la mañana, y tenemos un tiempo de oración comunitaria a mediodía. Casi todos los días intento pasear junto al río Tíber.

Los tres aspectos más destacados de mi misión son: cada agosto, me uno a nuestros escolásticos de primer año en su Mes Arrupe en Loyola, España. Es una hermosa oportunidad para compartir mi vida como sacerdote y escuchar sus sueños y preocupaciones. En septiembre, dirijo un retiro de ocho días para los teólogos de primer año. Es un momento lleno de gracia para conocer a estos escolásticos en su transición del magisterio a los estudios de teología. El tercer momento es la semana anterior a Semana Santa, cuando actúo como uno de los directores espirituales en el retiro de preordenación de ocho días para nuestros escolásticos de tercer año (la ordenación tiene lugar el martes después de Pascua). Aunque podría hacer muchas cosas para gloria de Dios, en estos tres momentos encuentro la mayor gloria de Dios.

 

Gracias a Michael Mohr, SJ, un teólogo de la UCS que estudia en Roma, que colaboró con este artículo.

Si crees que puedes estar llamado a la vida como jesuita, te invitamos a visitar beajesuit.org.

Sorry! There is no Team Showcase saved under the ID '38587'. You need to cick the 'Save Showcase' button to actually save it before it can appear on the front end via your shortcode. Please read more about this here

Related Items of Interest

Ciudadanía Fiel: El reto de hoy y de siempre
Peter Bell, SJ: crea espacios para encontrarse con Dios
Padre Anthony Wieck, SJ: Compartiendo las riquezas de la espiritualidad ignaciana